Técnica de los 10 minutos

“No hay daño tan grande como el tiempo perdido” – Miguel Angel Buonarroti

Cuántas veces hemos tenido en la mente las cosas que debemos hacer y en lugar de hacerlas decimos, “más tarde lo hago”, “mañana lo termino”, “aún tengo tiempo, puede esperar”, y cuántas de esas veces ha llegado ese “más tarde”, casi nunca (o llega muy muy tarde).

Ya en unos posts anteriores hablamos sobre la “procrastinación“, el arte de dejar para mañana lo que podemos hacer hoy, además de algunas técnicas para vencer éste mal hábito.

El autor del libro “Design for Hackers” David Kadavy habla en uno de sus artículos sobre el “método de los 10 minutos”, el cual utilizó él mismo para escribir su libro, que actualmente se encuentra en unos de los primeros 20 lugares de los más vendidos en Amazon. Aquí encontrarás el artículo original en inglés. El autor comenta que el proyecto de hacer el libro era tan grande que le causaba estrés y ansiedad, por lo que procrastinaba el momento de empezar a escribir, así que implementó este método para impulsarlo cada mañana dedicarle cierto tiempo a la redacción de “Design of Hackers”.

¿En qué consiste el método?

Básicamente se trata de utilizar los primeros 10 minutos posteriores a levantarse de la cama, en hacer esa actividad que hemos dejado pasar tanto tiempo. Deben ser los primeros 10 minutos antes de hacer cualquier otra cosa, NO taza de café, NO ducha, NO revisar redes sociales o email, NO nada antes de ésa actividad.

Lo más importante en ésta técnica es crear el hábito de utilizar esos 10 minutos para realizar la actividad, aunque la mayor parte de las veces no se detiene al terminar los 10 minutos si no después de 20, 30 o hasta una hora, debido según el autor al llamado Efecto Zeigarnik que nos dice que las tareas inacabadas nos causan sensación de haber dejado algo incompleto, lo que nos hace recordarlas más fácilmente y por consiguiente el sentimiento de querer completarlas, por eso nos pasamos de nuestros “10 minutos”.

La aplicación de esta técnica es la de empezar a trabajar, romper la barrera que nos causa el iniciar alguna actividad, ya que una vez rota es mucho más sencillo continuar con la tarea.

¿Qué les pareció la técnica que nos plantea David Kadavy? ¿Al intentarían? Yo empezaré a utilizarla mañana mismo, veremos como me va y les cuento en otro post. Si les gustó no olviden compartirlo en redes sociales. Gracias por su visita, nos leemos pronto.

Tal vez te interesen también:

  1. “TMIs” Tareas Más Importantes… Las rocas grandes y no tan grandes de mi semana
  2. Cómo levantarse temprano y no morir en el intento
  3. ¿Procrastinar?… Un pecado antiproductivo (1)
  4. ¿Procrastinar?… Un pecado antiproductivo (2)
Anuncios

Queremos saber tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s