Cómo levantarse temprano y no morir en el intento

dormir

“Siempre los madrugadores llevarán ventajas incalculables a los perezosos.” – Antonio Ferrer Del Río

“No por mucho madrugar amanece más temprano” dicho común entre los perezosos y que nos tomamos muy en serio. A quién no se le han pasado esos “5 minutos más” en la cama, teniendo que llegar corriendo al trabajo muchas veces con retraso o, se nos olvidó algo en casa por salir deprisa.

Apuesto a que más de uno de nosotros hemos intentado fallidamente madrugar, pero ¿por qué fallamos? generalmente es la técnica que cada uno emplea para iniciar un hábito un tanto difícil como el de levantarse temprano; lo más común es querernos levantar a las 5-6 de la mañana cuando siempre nos hemos levantado a las 7 am y con dificultad, pensamos que la motivación que tenemos el primer día nos va a durar para siempre… FALSO, la motivación va y viene, las ganas de cumplirlo cada vez se hacen menos y el periodo de cansancio es mayor, las tazas de café aumentan y al final desistimos (a la semana de haber empezado). Entonces ¿qué hacer? “Darle tiempo al tiempo”. me refiero a hacerlo de forma paulatina, creando una rutina, hasta que sin pensarlo nos hayamos convertido en unos gallitos madrugadores.

Paso a paso, el hábito de levantarse temprano:

  1. Lo primero que debemos de hacer es determinar la hora a la que nos queremos despertar. Ejemplo a las 6 am.
  2. ¿A qué hora nos levantamos normalmente? Ejemplo a las 7 am.
  3. Ahora pondremos nuestro despertador 10 minutos antes de la hora que usualmente nos levantamos (6:50 am), ésto para no forzar de más nuestra voluntad haciéndonos desertar rápidamente en nuestra meta.
  4. Cada semana o cada dos semanas restaremos 10 minutos a nuestro reloj despertador: 6:50 am, 6:40 am; 6:30 am, 6:20 am, 6:10 am, 6:00 am.
  5. Si por alguna razón empezamos a notar que se nos dificulta demasiado levantarnos a la hora indicada, volvemos a la hora anterior y nos damos otra semana más para habituarnos a nuestro nuevo horario. Lo importante es no desistir.
  6. La hora de dormir también la tenemos que controlar, ésto para darnos un descanso adecuado y sea más fácil levantarnos temprano. A la hora que te levantarás réstale 7 horas de sueño y ésa será la hora de ir a dormir.

NOTA: No tomes siesta por la tarde, lo único que harás con ésto es no poder dormir a la hora que deberías, durmiendo más tarde y con ello dificultado el levantarse a la hora determinada.

Consejos para levantarse temprano:

  1. Pon tu alarma o celular lejos de la cama: Este método es para hacer que te levantes de la cama, ya que se ha demostrado que es más difícil que una persona después de poner los pies fuera de la cama vuelva a ella.
  2. Smart Alarm: Es un tipo de alarma que puedes descargar para smartphone en dónde te hacen resolver una ecuación matemática para apagar la alarma, tiene una base nos dice que para poder resolver una ecuación debemos ya estar conscientes por lo que será más difícil que vuelvas a dormirte.
  3. Deja entrar la luz: La luz tiene un papel importante sobre los ciclos circadianos, sueño-vigilia, ya que inhibe la melatonina, sustancia que nos provoca el sueño. Así que si dejamos entrar la luz natural a nuestra habitación será más sencillo mantenernos despiertos. En caso de no haber luz natural, encender la luz de la recamará ayuda también.
  4. Tomar un vaso de agua: El agua es el líquido vital de nuestro cuerpo y ayuda a activar nuestros sistemas; se ha demostrado que tomando un vaso de agua por la mañana nos ayuda a activarnos de forma natural.
  5. Realizar ejercicio: Aumenta la circulación sanguínea oxigenando nuestro cerebro, potencia la actividad mental y su efecto puede durar hasta 10 horas después, produce endorfinas que mejoran tu humor, te sientes más relajado, evita la retención de líquidos, entre muchos otros beneficios.
  6. Tomar una ducha: El bañarse por la mañana nos mantiene más alerta, abre nuestra mente y nos relaja.
  7. Realizar alguna actividad que nos entusiasme: Puede ser leer unas páginas de un buen libro, meditar, hacer yoga, escribir un poco, cualquier cosa que te entusiasme hacer.
  8. Desayunar: Preferiblemente algo saludable, con abundantes proteínas que nos dan energía y menos grasas que nos causaran más sueño.

Debes de iniciar con una actividad corta y cada vez puedes ir aumentándola como tus horarios para levantarte, tal vez iniciar con 5 minutos de estiramientos y luego 5 minutos para meditar, luego a la otra semana aumentar a 10 minutos a cada actividad.

La noche anterior:

Una de las cosas que nos va a entusiasmar para levantarnos temprano, es que no vamos a tener que hacer todas las cosas engorrosas que usualmente hacemos por la mañana, el consejo es hacerlo antes de ir a dormir.

  1. Hacer mis TIMs (Tareas más importantes)
  2. Preparar todo el material que debemos llevar a la oficina, escuela, trabajo, etc.
  3. Escoger la ropa que usaremos el día siguiente.
  4. Si llevamos “lunch” prepararlo desde una noche anterior.
  5. Tratar de hacer todos los pendientes una noche antes para no preocuparnos por ellos a primera hora de la mañana.
  6. Practicar cómo levantarnos temprano (así como lo leíste, practicar). Poner el despertador unos minutos después, acostarte, esperar a que suene y hacer exactamente lo que debes hacer por la mañana: levantarte de la cama, encender la luz, apagar el despertador que esta en el escritorio, tomar un vaso de agua, ir por tu ropa e ir a tomar una ducha; debes hacerlo varias veces por noche para que cuando llegue la mañana lo hagas sin pensar, recuerda que nadie sabe cómo hacer exactamente algo hasta que se ve a sí mismo haciéndolo. Parece algo loco pero funciona, no pierdes nada con intentarlo.
  7. Irnos a la cama pensando en lo que nos motiva a levantarnos temprano, debemos desearlo como cuando tenemos algo muy excitante que hacer el día siguiente que hasta nos impide dormir la emoción.

Empezar un hábito nuevo siempre es algo difícil, pues muchas de las veces tenemos ya un hábito, generalmente malo, muy arraigado, pero con dedicación, sacrificio y esfuerzo todo lo podemos lograr, hasta levantarnos temprano 😉

Espero les haya sido de utilidad el post, si les gustó no olviden compartirlo en redes sociales, muchas gracias y nos leemos en el siguiente.

Entradas relacionadas:

  1. 25 cosas que debes hacer antes de tus 30’s
  2. ¿Procrastinar?… un pecado antiproductivo (1)
  3. ¿Procrastinar?… un pecado antiproductivo (2)
  4. Hablemos de leyes… Primera ley de Parkinson
Anuncios

Queremos saber tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s