¡Tengo un proyecto!… Ahora ¿qué sigue?

02

“La gente no planea fracasar, fracasa por no planear” – Anónimo

En los posts anteriores (si aún no los han leído, les recomiendo hacerlo) estuvimos hablando de los métodos de organización GTD y ZTD, además de nuestras áreas de importancia. Y para ahora debemos tener, por lo menos, una lista de acciones siguientes y una lista de proyectos ¿Qué sigue? La planeación de un proyecto.

Recordemos que el cumplimiento de nuestras metas conlleva esfuerzo, tiempo y dedicación, cada meta que tenemos se subdivide en proyectos y estos a su vez en subproyectos, pero todos ellos son necesarios para el cumplimiento de nuestro objetivo. Así como un edificio necesita de “planos” para poder ser construido, nuestros proyectos necesitan sus propios “planos” para ser concluido correctamente.

David Allen en su libro nos habla sobre las 5 fases para la planeación de proyectos. Las cuales están dentro del llamado Modelo de Planificación Natural, o sea, cómo nosotros naturalmente planeamos algo.

5 fases en la planeación de proyectos:

  1. Definir propósitos y principios:
    • Propósito: Es el por qué vamos a realizar el proyecto, nuestras razones para llevarlo a cabo. Así que, para obtener el propósito de nuestros proyectos debemos preguntarnos ¿Por qué? ¿Para que?. ¿Por qué quiero aprender inglés? ¿Por qué iniciar mi propio negocio?. Debe de ser lo suficientemente claro para poder tomar decisiones a partir de él y distribuir tus recursos en su realización (tiempo, dinero, etc)
    • Principios: Van a definir cuáles son tus parámetros de acción y tus criterios para la mejor realización de la tarea. La mejor manera de obtener nuestros principios es preguntándonos, Voy a permitirme hacer las acciones del proyecto siempre y cuándo… ¿qué?. Siempre y cuando no se salga de mi presupuesto, siempre y cuando tenga tiempo para estudiar, etc.
  2.  Visualizar el resultado final: ¿Cómo será el proyecto al final de todo? Imaginar cómo será exactamente al finalizarlo, ya que nunca se puede comprender cómo se hace, hasta verse a uno mismo haciéndolo. Para obtener nuestra visión del resultado:
    • Debemos imaginar cómo se vería el proyecto mucho tiempo después de haberlo finalizado.
    • Siempre imaginar un “Éxito completo”, evitar utilizar “pero”.
    • Anotar todos los rasgos y características que tiene nuestra visión final del proyecto.
  3. Hacer una lluvia de ideas: Anotar todas, absolutamente todas las ideas que nos surgen sobre nuestro proyecto. Importante: no juzgue las ideas, lo importante es tener muchas, después vendrá el análisis de las ideas y su organización. Una buena opción es hacer un mapa mental, ya que es muy gráfico e impulsa la creatividad.
  4. Organizar: La organización suele producirse cuando:
    • Identificamos los principales componentes y sus subcomponentes, obtenidos de la lluvia de ideas.
    • Encontramos una secuencia entre ellos. ¿Cuál se debe realizar primero? y ¿cual después?.
    • Detallamos nuestro “plan” lo necesario.
  5. Identificar las acciones siguientes: Debemos preguntarnos ¿Cuál es la acción siguiente? para cada componente y subcomponente del proyecto. Pero ¿qué pasa si aún falta planear más?, ésto pasa cuando no podemos identificar claramente la acción siguiente que debemos realizar, entonces nos preguntamos ¿Cuál es el siguiente paso en la planificación de mi proyecto? leer más sobre el tema, hacer otra lluvia de ideas, etc.

Estas son las 5 fases de la planeación de proyectos, pero ¿qué proyectos voy a planificar?

No todos nuestros proyectos van a pasar por las 5 fases, los más pequeños como “comprar una computadora” sólo implicarán unos cuantos pasos: 1. Hacer una comparación de precios 2. Preguntar a mi hermano cuál es la mejor o hacer una comparación yo misma buscando en internet 3. Ir a la tienda a comprarla. Los proyectos que necesitarán una verdadera planeación son aquellos más grandes e importantes para nosotros como “Remodelar el baño”, “Tener mi propio negocio”, “Mejorar las ventas de mi tienda”, etc. 

Ahora que ya sabemos como hacer nuestro “plan”, no esperemos más para comenzar. Recuerda que la planificación es una parte muy importante para el cumplimiento de nuestros proyectos y el hacerla, ya es el 50% que necesitas para cumplir lo que te propongas.

Espero les haya sido de utilidad este post, si te agradó no olvides compartirlo en las redes sociales.

Entradas relacionadas

  1. ¿Qué es lo verdaderamente importante para mi?. Equilibrio en mis áreas de importancia.
  2. Métodos de organización… ¿Cuál es el mejor? (1)
  3. Métodos de organización… ¿Cuál es el mejor? (2)
  4. ¿¿Optimizar??
**DISCLAIMER: GTD® y Getting Things Done® son marcas registradas de la David Allen Company y ni yo ni la información relacionada con productividad personal que proporciono estamos respaldados, aprobados, certificados o apoyados en modo alguno por David Allen o la David Allen Company.
Anuncios

Queremos saber tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s