¿¿Optimizar??

“Encuentro fascinante que la mayoría de las personas planifican sus vacaciones con mucho más cuidado que sus vidas. Quizá eso se debe a que escapar es más fácil que cambiar”  – Jim Rohn

Creo que a todos nos sucede que tenemos tantas cosas en nuestra cabeza que muchas veces no sabemos que hacer con ellas. Tenemos que estudiar, tenemos que trabajar, tenemos que recordar llevar a los niños a sus clases de guitarra, llevar a “Dafne” (mi perrita Husky) al veterinario para su vacuna, limpiar la casa, mandar a la tintorería el uniforme, pensar en el menú de la semana que viene y un gran etc.  Hemos adquirido tantas responsabilidades para con nostros mismos y las personas que nos rodean, nuestro jefe, pareja, compañeros de trabajo, amigos, vecinos, familia, que muchas veces ya no nos queda espacio para algo más, para éso que tanto nos gusta hacer.

      Sabemos que algo anda mal cuando llegamos de la oficina sólo a cenar, “tratar” de mantener una casa (despartamento, recámara) limpia y ordenada, dormir y repetir la misma rutina del día anterior. Pero ¿cuál es el verdadero problema? ¿no hay tiempo? ¿motivación? ¿demasiados compromisos?, la mayor parte de las veces es que no sabemos gestionar nuestro tiempo y nuestros recursos, hablando como tiempo al intervalo que hay entre el momento en que nos levantamos hasta el momento en que nos recostamos a dormir (me refiero a dormir, no a leer o ver televisión recostados en la cama); y definiendo como recursos a los medios, de cualquier clase, que nos permite conseguir aquello que pretendemos, los cuales pueden ser nuestra propia energía, el dinero, la computadora en que trabajamos, el coche, nuestro celular, etc, etc, etc.

      Y ahora la gran incógnita ¿Cómo podemos optimizar nuestra vida para cumplir todo aquello que queremos? Primero dejemos en claro que es optimizar:

      Optimizar es un verbo que designa la acción de buscar la mejor forma de hacer algo, quiere decir, buscar mejores resultados, más eficacia y mayor eficiencia en el desempeño de alguna tarea.

      Así pues, optimizar tu vida es buscar la mejor forma de llevar nuestra vida de acuerdo a nuestros objetivos. ¿Fácil? Unos me tacharan de optimista pero sí lo es, a la medida que nosotros querramos verlo. Claro, lo realmente difícil es cambiar nuestra actitud y comenzar a optimizar nuestra vida.

Y ¿cómo empezar? Lo primero es decidirnos a cambiar.

  1. ¿Sientes que las mañanas no te rinden y cada vez es más difícil dejar tu cama al despertar?
  2. ¿Te retrasas en los proyectos que llevas en tu trabajo, no entregas a tiempo los reportes, pides prorroga para su entrega, llevas trabajo a tu casa?
  3. ¿Tienes un montón de papeles en tu escritorio, sillón, librero, barra de la cocina?
  4. ¿Crees que no le das el tiempo necesario a tu familia, tus amigos, pareja, a ti mismo?
  5. ¿Tienes una lista interminable de “cosas por hacer” que sólo se va haciendo más grande conforme pasa el tiempo?
  6. ¿Dejaste de hacer éso que te gusta por éso que debes hacer?
  7. ¿Tienes constantes dolores de cabeza?

      Si dijiste que si a alguna de estas preguntas significa que algo anda mal en tu vida que no te permite estar plenamente satisfecho, entonces es momento de decidirte a cambiar eso. Si estas dispuesto a cambiar algunos aspectos de tu vida (tal vez bastante difíciles) continuemos con el siguiente paso; si decides que ésto no es para ti, te agradezco tu visita 🙂

     Para los que siguen conmigo el segundo paso es elegir un método de organización personal, ¿pero que es eso?, es un método que nos servirá (como dice el nombre) a organizar nuestra vida, toda ella, la personal y la profesional. Nos servirá como el sistema medular de nuestro proyecto, hay muchos métodos de organización pero deberíamos elegir el mejor para cada uno de nosotros; yo en particular uso una combinación entre GTD y ZTD. Pero lo más sencillo siempre será lo mejor.

      La base de cualquier método que elijas, siempre será la “Recopilación”, o sea, escribir todo, absolutamente todo lo que pase por tu cabeza, para sacarlo de ahí y tenerlo en un lugar seguro en el que confiar (nunca debemos confiar plenamente en nuestra mente, es una traidora muchas de las veces).

      En un siguiente post hablaré sobre los principales métodos de organización personal, pero por el momento, a recopilar todo, pero todo lo que cruce por nuestra cabeza.

     Recuerda que lo más difícil es decirte a comenzar.

Anuncios

Queremos saber tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s